Cementos Bío-Bío confía el mantenimiento de sus motores eléctricos a Borybor

Por Equipo de Prensa Reviste Electroindustria.

Como una forma de tener una alternativa eficiente en materia de generación eléctrica para su fábrica en la VII Región, este holding instaló hace varios años una planta generadora compacta (1PPS) que satisface sus requerimientos energéticos internos V ofrece servicios al SIC. Sin embargo, con el tiempo los motores de los ventiladores comenzaron a presentar fallas., motivo por el cual contrataron los servicios de mantenimiento industrial de Borybor. Conversamos con Adolfo Essmann, Jefe de Proyecto de Cementos Bío-Bío„ quien nos entrega más detalles al respecto-

Hace cuatro años: Cementos Bío-Bio implementó una planta de generación eléctrica de 13,6 MW en sus instalaciones ubicadas en Teno, VII Región. Esta unidad funciona con combustible F06 y se encuentra sincronizada desde 2010 al SIC y es operada de acuerdo con las políticas del Centro de Despacho Económico de Carga (CDEC) «No sólo ocupamos el suministro para satisfacer nuestro propio autoabastecimiento, sino que también vendernos parte de la que generamos”, explica Essmann.
La planta está constituida por ocho motores a base de F06 de 1,8 MW acoplados a generadores de 1,7 MW. Cada unidad utiliza un radiador para el enfriamiento del agua del motor y el enfriador, a su vez, posee 16 matoventiladares.
Durante las más de 18 mil horas de operación que tiene la planta, desde octubre de 2008, uno de los principales problemas han sido las fallas presentadas en los motores de estos ventiladores, los que por la alta temperatura ambiente deben trabajar en forma permanente. «La planta opera a total capacidad básicamente en los meses de mayor temperatura en Temo», explica Essrnann.
Los problemas que se generaban eran básicamente dos: el deterioro de los motores y la capacidad de los ventiladores. Estas dos situaciones combinadas se traducen en que la planta debía bajar la generación por el aumento de la temperatura, con la consiguiente pérdida económica y de producción.
«Los ventiladores se quemaban constantemente, ya que el sistema de ventilación no era capaz de regular las temperaturas de manera adecuada’, afirma el profesional_ ‘Cada una de estos equipos debe costar cerca de US$1.500, pero la sola reparación de uno de ellos costaba casi US$1.000. La urgencia por seguir aperando nos llevaba sólo a arreglarlos’, aclara.

Mayor vida útil

Fue por ese motivo que la compañía decidió afrontar esta situación y buscar una solución más efectiva y permanente. Frente a esta problemática, Borybor les ofreció una alternativa que permitía mejorar la capacidad de ventilación, aumentar la vida útil de los motores y mantener el mismo consumo de energía.
“Accedimos a realizar una prueba con dos unidades en el mes de abril de 2012 y una vez que confirmarnos que lo ofrecido como solución se ajustaba en funcionamiento., calidad y precio, procedimos a iniciar un programa para realizar el cambio del total de los matoventiladores», explica Essmann_
De un total de 128 equipos, a la fecha ya se han instalado 32, mientras que 64 ya se encuentran comprados_ Esta sería la primera etapa y el 2013 la firma continuaría con estos cambios.
De acuerdo a lo que índica el Jefe de Proyecto de Cementos Bío-Bío., uno de los principales atributos de la solución aportada por Borybor es que su sistema de montaje permite trabajar de manera más sencilla con el motor. «Además, aumenta el flujo de aire que pasa a través del radiador; y con un menor consumo de energía par parte de los ventiladores. Así., hemos logrado una diferencia de hasta 12°C menos de temperatura en el motor número 3., lo cual significa poder subir la carga de KW/h a las máquinas. De hecho„ hay podemos operar a un 93% del nivel de carga total, señala.
«El trabajo específico que lleva a cabo Borybor se concentra en acoplar el motor al ventilado; ajustar el equipo y hacer el ensamblaje. Posteriormente, nuestro equipo lo monta sobre el radiador”, explica el profesional.

Proveedor eficiente

Borybor ha prestado servicio en esta planta de cemento desde hace aproximadamente unos 5 años, efectuando las mantenciones de los motores de Media Tensión. Además, ha realizada las controles estáticos y dinámicos., tanto de las variables eléctricas como mecánicas de los motores principales de la planta.
“La primera vez que tuve contacto con Borybor fue en 1998 y comenzamos a trabajar con ellos en 2004, específicamente en mantenciones de algunos motores y atenciones frente a fallas”, recuerda Essmann. ‘Dentro de los sistemas principales que nos han reparado, está el motor del molino de cemento de 4.200 kW en 6 kV, el cual se encuentra operando can las mismas características de eficiencia en el consumo que el original”., agrega.
A su juicio, este trabajo resultó clave, ya que en un inicio tenían muy pocas expectativas con este proyecto, pero finalmente los resultados fueron altamente satisfactorios, demostrando los profesionales de Borybor una gran capacidad técnica_ «Lo repararon y lo hicieran muy bien», finaliza.

EnglishSpanish
Scroll Up